Aprobada la Ley del Plan de Inversiones Locales 2017-19

El Pleno del Parlamento ha aprobado la Ley Foral reguladora del Plan de Inversiones Locales 2017-2019, que cuenta con una dotación de 100 millones. El proyecto había recibido el informe favorable de la FNMC tras garantizar del Gobierno en negociaciones previas una cantidad mayor de la inicialmente barajada y entendiendo que, pese a ser la cuantía insuficiente, supone una considerable mejora con respecto a los últimos años.

El apartado de Programa de inversiones, que cuenta con 34 millones, está destinado a actuaciones concretas en materias de abastecimiento de agua en alta (20,4 millones), tratamiento de residuos urbanos (9,5) e infraestructuras pasivas destinadas al despliegue de redes de acceso de banda ancha de nueva generación (4 millones).

El capítulo de Programación Local, al que se asignan 43 millones, financiará redes locales de abastecimiento, saneamiento y pluviales (11,26 millones), pavimentación de calles con redes (13,54) y sin redes (1,6), alumbrado público (5), mejora y adaptación de edificios públicos (6,6) y arreglo de caminos a núcleos habitados (5 millones).

Tanto en Programa de Inversiones como de Programación Local, se podrá reservar hasta un 5% de la cuantía total estipulada a la atención de solicitudes calificadas de emergencia(incluidas sus inversiones complementarias) o a inversiones que precisen de financiación en régimen excepcional.

Para Libre Determinación, esto es, para actuaciones inversoras a definir libremente por las entidades locales beneficiarias, se reservan 23 millones, 17de ellos para localidades de menos de 3.000 habitantes, a las que, “rompiendo con la filosofía de anteriores planes, se pretende primar atendiendo a su condición de zonas rurales o deprimidas”.

Los ayuntamientos y concejos con remanentes negativos deberán destinar las cantidades percibidas en concepto de Libre Determinación a financiar el saldo negativo del ejercicio anterior.