Aprobada la modificación de la Ley Foral del Euskera que extiende la zona mixta a 44 nuevos municipios

El Pleno del Parlamento de Navarra aprobó, el pasado 22 de junio, la modificación del artículo 5.1b de la Ley Foral del Euskera, que extiende la zona mixta a otras 44 localidades, hasta un total de 98, y pasa a Atez a la zona vascófona.

La Cámara ha atendido para realizar estas modificaciones la demanda formulada por los plenos de los ayuntamientos, si bien no ha tenido en cuenta, a los mismos efectos, la realizada por la Cendea de Cizur, que solicitó su pase a la zona no vascófona.

Los municipios incorporados a la zona mixta son Abaigar, Adiós, Aibar, Allin, Amescoa Baja, Ancín, Añorbe, Aranatxe, Arellano, Artazu, Bargota, Beriain, Biurrun-Olcoz, Cabredo, Cirauqui, Dicastillo, Enériz, Eulate, Gallués, Garinoain, Izagaondoa, Larraona, Leoz, Lerga, Lónguida, Mendigorria, Metauten, Mirafuentes, Murieta, Názar, Obanos, Olite, Oteiza, Pueyo, Sangüesa, Tafalla, Tiebas, Tirapu, Unzué, Ujué, Urraúl Bajo, Urroz-Villa, Villatuerta, y Zuñiga.

Además, el texto prevé la inclusión “automática” del municipio de Noáin-Valle de Elorz, “siempre que así lo acuerde previamente, por mayoría absoluta, el Pleno municipal de su corporación”.

Por otra parte, la norma reconoce la competencia de las entidades locales para, en su ámbito de actuación y “con independencia de la zona lingüística a la que pertenezcan, aprobar ordenanzas que regulen o fomenten el uso del euskera”.

En la exposición de motivos, se recuerda que la última modificación de la Ley tuvo lugar el 18 de febrero de 2010, cuando, con el voto en contra de UPN, el Pleno del Parlamento aprobó la posibilidad de extender la zona mixta a Aranguren, Belascoain Galar y Noáin-Valle de Elorz, siendo este el único de los cuatro que rehusó acceder por decisión de su Pleno municipal (se exigía mayoría absoluta).

Por otra parte, se recoge la valoración del Defensor del Pueblo de Navarra, Javier Enériz, a fin de corroborar que la ampliación de la zona mixta “obedece también al reconocimiento y protección especial del euskera y al objetivo de fomentar la recuperación del desarrollo de esta lengua autóctona”.