Cambios relevantes en la normativa urbanística

cintruénigo1111Apenas unos días antes de finalizar la legislatura, el Parlamento de Navarra aprobó una ley foral que introduce importantes cambios en la normativa urbanística y en la actividad que en este campo desarrollan los ayuntamientos. La norma entrará en vigor el 16 de junio. Las modificaciones introducidas sobre la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo son numerosas y necesitan además, a veces, de prolijas explicaciones. El siguiente texto es, por tanto, un resumen de las más destacadas.

El objetivo principal de esta ley, según su exposición de motivos, es el de favorecer las operaciones urbanísticas de renovación o regeneración urbana frente a la alternativa anterior de expansión de la ciudad. Para ello, regula nuevos instrumentos y medidas de actuación en suelo urbano.

Sin embargo, contempla también medidas de agilización de la gestión y urbanización de importantes desarrollos urbanísticos pendientes de ejecución y medidas que pretenden tener en cuenta la coyuntura económica del momento y, pese a ello, permitir el desarrollo de actuaciones urbanísticas.

Así mismo, introduce medidas de flexibilización de procedimientos de aprobación de planes y refuerza la participación social.

Sin entrar en detalle en el análisis de esta ley, a continuación se exponen algunos aspectos importantes de la misma en la medida en que suponen cambios importantes en relación con la anterior, siguiendo la sistemática y estructura de la Ley.

Competencias de las Administraciones Públicas

Se amplía el objeto y las facultades de los convenios de gestión, cuya aprobación corresponde a los ayuntamientos, convirtiéndose en un verdadero instrumento de equidistribución de beneficios y cargas, a través de los cuales puede llevarse a cabo también la reordenación de parcelas a efectos registrales.

Instrumentos de Ordenación Territorial

Estrategia, POT y PAT

En el procedimiento de aprobación de la Estrategia se trasladan competencias al Consejo Social de Política Territorial y se faculta al Gobierno de Navarra para su actualización.

En el caso de los POT y los PAT, su actualización se atribuye al Departamento de Ordenación del Territorio.

Planes Sectoriales de Incidencia Supramunicipal

Los promotores sólo están obligados a garantizar un 6% del coste total. Se introducen nuevas causas de extinción de estos planes.

Planeamiento urbanístico municipal

Determinaciones urbanísticas

Una modificación sustancial afecta a las determinaciones de los planes, principalmente en que determinaciones que hasta ahora tenían carácter de estructurantes dejan de serlo y pasan a tener el carácter de pormenorizadas. Esto significa que el Plan no va a entrar ya en regularlas y si lo hace podrán modificarse sin necesidad de modificar el Plan. Del mismo modo, conlleva que determinadas cuestiones, antes vedadas a la iniciativa particular, pueden aprobarse ahora a iniciativa privada.

Dejan de tener carácter estructurante para el suelo urbano las categorías y subcategorías de suelo y la edificabilidad.

También deja de tener carácter estructurante las áreas de reparto e, incluso, los criterios para la determinación de estas áreas.

Se consideran determinaciones pormenorizadas las determinaciones relativas a la eficacia y eficiencia energética y la delimitación de las áreas de renovación y regeneración urbana.

Plan municipal

Se introduce como objetivo del Plan el desarrollo urbano sostenible y la accesibilidad.

Además, hay que destacar que el Plan tiene que plantear una ordenación del suelo no urbanizable y que el plan sólo establece la ordenación pormenorizada del suelo urbano consolidado.

Se concreta la documentación que debe incluir el Plan.

Planes Especiales de Actuación Urbana

Se introduce esta figura como instrumento específico de actuación en suelo urbano. Tienen por objeto desarrollar sobre el suelo urbano las determinaciones establecidas en el Plan, o bien, justificadamente, modificarlas o establecerlas directamente, con las siguientes finalidades: regular actuaciones edificatorias, de dotación y de reforma o renovación de la urbanización.

Pueden incluso, en determinados supuestos, regular actuaciones de nueva urbanización mediante la reclasificación de suelos no urbanizables. Entre sus efectos, cabe destacar el de permitir la urbanización de espacios libres o de dominio público.

Planes parciales

Pueden llegar a modificar la delimitación del sector que desarrollen siempre y cuando esté producida por ajustes de superficie, incluso modificando la clasificación del suelo correspondiente.

Estudios de detalle

También se amplía su objeto y el de las ordenanzas urbanísticas.

Procedimiento de aprobación del Planeamiento municipal

Plan municipal

Debe de aprobarse con carácter previo un plan de participación tanto en la Estrategia como en el Modelo de Ocupación y en el propio Plan.

Respecto de los Planes Especiales independientes y las modificaciones estructurantes, cabe destacar que no es necesaria la aprobación de la Estrategia ni del Modelo de Ocupación Territorial.

Plan parcial

Se contempla la posibilidad de que el Gobierno se subrogue en la tramitación del Plan Parcial en los supuestos de aprobación por silencio.

Régimen urbanístico

Clases de suelo

Suelo urbano, se efectúa una limitación del suelo urbano con el fin de diferenciar claramente entre el suelo no urbanizado, que integrará el suelo urbanizable, y el urbanizado. Se mantiene la clasificación de suelo urbano no consolidado y consolidado pero con distinto alcance. Ahora la distinción afecta a las distintas actuaciones que se pueden llevar en esta clase de suelo.

Se incrementan los deberes de los propietarios de suelo urbano en lo que se denomina actuaciones de dotación.

Suelo no urbanizable, la nueva regulación permite que el planeamiento establezca una regulación adicional, tanto para el suelo de protección como de preservación. Se contiene un catálogo de las actividades permitidas así como la definición de las actividades autorizables, incluyéndose como tales a las actividades constructivas.

En suelo de preservación se considera autorizable, siempre que lo prevea el planeamiento, la horticultura de ocio y las actividades terciarias. Se establece que transcurrido el plazo de dos meses sin resolverse la autorización para llevar a cabo actividades en suelo no urbanizable se entenderá desestimada.

Ejecución del planeamiento

La nueva regulación introduce un conjunto de medidas con el fin de facilitar la finalización de los procesos de urbanización.

Entre estas medidas pueden destacarse:

–          La ampliación del plazo máximo para el cumplimiento de los plazos de urbanización, de 4 a 8 años.

–          La posibilidad de llevar a cabo la urbanización y edificación simultáneas, con la obligación de garantizar sólo el 30% de la carga urbanística de la parcela.

–          Permite llevar a cabo usos y obras provisionales en suelo urbanizable aunque se haya aprobado el planeamiento de desarrollo.

–          Contempla también la posibilidad de que los planes de urbanización prevean fases para su ejecución y, en consecuencia, la recepción por fases de las obras de urbanización.

–          Determina la sujeción de las Juntas de Compensación y Reparcelación a la Ley de Contratos Públicos.

Actos de edificación

La nueva regulación determina como hasta ahora los actos sujetos a licencia, pero contempla unos supuesto en los que queda excluida la licencia, a destacar las obras promovidas por los propios municipios y parcelaciones o divisiones de fincas incluidas en un proyecto de reparcelación.

También concreta unos supuestos en los que la licencia se sustituye por la declaración responsable, obras de acondicionamiento de locales en los que se vaya a ejercer una actividad, obras menores, etc.

En cuanto al procedimiento de otorgamiento, diferencia entre el proyecto básico, necesario para la solicitud de licencia, y el proyecto de edificación que sólo tendrá que presentarse una vez otorgada la licencia.

Como novedad importante destacar que la nueva regulación generaliza, a diferencia de la actual, el silencio negativo en la concesión de la licencia. Es decir, trascurridos dos meses sin que se haya comunicado la resolución de la licencia se entenderá que ha sido denegada.

Orves

Se establece que el Gobierno de Navarra aprobará mediante decreto foral la estructura, funciones y presupuestos de la red de oficinas de apoyo a las entidades locales en materia de medio ambiente, urbanismo y vivienda.