El consejero de Educación anuncia a la FNMC que el próximo curso el Gobierno pagará el 100% de su parte del 0-3, mientras el Parlamento tramita una ley en el mismo sentido

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, José Iribas, trasladó, el pasado 19 de junio, al presidente de la FNMC, Mariano Herrero, su compromiso de aportar a la financiación de los centros de educación infantil 0-3 años municipales el 100% de la parte que le corresponde.

Según lo aprobado en su día, el Gobierno debe hacerse cargo del  50% del módulo y los padres el 25%. Por su parte, los ayuntamientos pagan el otro 25%, más los mayores gastos que se ocasionen en el servicio. En términos reales, los municipios acaban sufragando, a menudo, un porcentaje superior al 25% del coste.

Casi de forma simultánea al anuncio del consejero, el Parlamento de Navarra admitió a trámite una proposición de ley foral dirigida a garantizar que el Ejecutivo Foral cumplirá con su parte. Como se sabe, en la actualidad el Gobierno ha garantizado a los ayuntamientos el abono del 70% de su cuota, mientras que el 30% restante está pendiente de la evolución económica de la Hacienda Foral.

La FNMC viene exigiendo al consejero Iribas el pago de la totalidad comprometida y así se lo ha trasladado en diversas reuniones y en el seno de las sesiones del grupo de trabajo creado por ambas instancias para tratar sobre el futuro del servicio.