El empleo social protegido permitió la contratación de 825 personas en 2016

Los programas de empleo social protegido desarrollados en 2016 han dado acceso al empleo a 825 personas en situación de vulnerabilidad social, de las que un 90% eran perceptoras de renta garantizada.

La convocatoria de subvenciones destinada a las entidades locales para el desarrollo de proyectos de empleo social protegido está cofinanciada al 50% por el Fondo Social Europeo a través del Programa Operativo FSE 2014-2020 de Navarra. Tiene por objeto apoyar proyectos de interés colectivo y no lucrativo promovidos por las entidades locales para la contratación temporal de personas en situación de exclusión. Entre otros fines, busca que éstas adquieran hábitos y habilidades que mejoren sus posibilidades de incorporación social a través del empleo normalizado, la formación y el acompañamiento social.

En 2016, estas ayudas han permitido desarrollar proyectos de empleo social protegido a un total de 44 mancomunidades y entidades locales, seis más que en el ejercicio anterior, lo que supone casi el 100% de municipios de Navarra. Además, cabe destacar que todas las entidades que lo han solicitado han recibido subvención.

En total, se han dedicado al programa 7,63 millones euros, de los que el 27,2% lo han aportado las entidades locales, lo cual suma una cuantía de 1,63 millones.

En datos globales, el 73,48% de la partida presupuestaria se ha destinado a la contratación de personas usuarias, un 18,21% a la contratación de personal de apoyo para el desarrollo de los proyectos y el 8,31% restante se ha dirigido al desarrollo de diferentes acciones formativas.

De este modo, la convocatoria ha hecho posible, durante el año 2016, la contratación de 948 personas, de las cuales 825 han sido personas usuarias de los servicios sociales de base y 123 monitores o monitoras y personal de apoyo, lo que supone un incremento del 49,73% respecto a los usuarios de servicios sociales de 2015.

Menos mujeres que hombres

De las 825 personas usuarias contratadas, un 89% de eran perceptoras de renta garantizada, bien en el momento de la contratación o en el año anterior de acceso al programa.

En el año 2016 la duración medida de las contrataciones se ha incrementado en cómputo global respecto a 2015 en un 52,56%, pasando de una media de 3,52 meses a una media de 5,37 meses. Esto puede haber sido causado por el incremento presupuestario del programa, así como por el conocimiento por parte de las entidades locales de las cuantías concedidas en el primer trimestre del año.

Novedades para 2017

Para 2017, las principales novedades introducidas en la convocatoria tiene por objeto favorecer el acceso al empleo en dos colectivos clave para el Departamento de Derechos Sociales: las personas perceptoras de renta garantizada y las mujeres.

Con el fin de facilitar la inserción laboral de parados/as de larga duración, la convocatoria de 2017 puntúa adicionalmente las contrataciones de aquellas personas que llevan percibiendo la renta garantizada durante dos años o más.

Además, para fomentar la contratación de mujeres, cuya presencia es en datos globales 10 puntos inferior a la de los hombres y con diferencias significativas entre entidades, se exige para este año que al menos un 50% de las contrataciones se dirija a este colectivo.

La convocatoria para este año 2017 mantendrá la misma asignación presupuestaria que el año anterior y las entidades locales conocieron la cuantía subvencionable para este ejercicio a principios del mes de marzo.

Ayudas de emergencia social y/o apoyo a procesos de inclusión social

Por otra parte, con la finalidad de facilitar a los Servicios Sociales de Base la concesión de ayudas de emergencia social o el apoyo procesos de inclusión social,el 3 de abril se ha publicado en el BON las bases reguladoras de la convocatoria de “Subvención a Entidades Locales para la concesión de ayudas de emergencia social y/o de apoyo a procesos de inclusión social”, dotada con 2.000.000 de euros.

Se trata de subvenciones dirigida a las entidades locales para facilitar que los Servicios Sociales de base gestionen ayudas de emergencia destinadas a la inclusión de personas que tengan dificultades graves para cubrir de modo inmediato sus necesidades básicas de alojamiento, energía, nutrición salud y educación. El periodo de presentación de estas solicitudes es de 10 días hábiles.