El Gobierno de Navarra debe pagar a los ayuntamientos lo que no pudieron cobrar antes de 2012 a las concesionarias de las autopistas por no haber realizado aquél la valoración correspondiente

autopista11.jpgVarias sentencias de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Pamplona han reconocido el derecho de algunos ayuntamientos a percibir del Gobierno de Navarra las cantidades que podrían haber obtenido en concepto de Contribución Territorial de las autopistas que discurren por su término municipal, pero que no pudieron girar porque la Administración Foral no había realizado la valoración preceptiva de las mismas. Pese a ser bienes sujetos a este impuesto, los ayuntamientos no han podido girar la contribución hasta 2012 por carecer de dicha valoración, que correspondía realizar en exclusividad al Gobierno de Navarra.

Esta ha sido precisamente la fundamentación de las reclamaciones, primero administrativas y luego judiciales, interpuestas por algunos ayuntamientos: el perjuicio causado por la “inactividad” del gobierno de Navarra haciendo imposible la liquidación de la Contribución Territorial a las empresas concesionarias.

Pese a que en las reclamaciones el daño se cuantificaba en el 100% de las cantidades que se podían haber podido cobrar los años anteriores al 2012, concretamente los últimos cuatro años, calculadas en función de la valoración actual y con los tipos vigentes en los años correspondientes, las sentencias reconocen sólo el derecho a percibir el 5% de estas cantidades con base en que durante esos años las empresas concesionarias disfrutaban de una bonificación del 95%.

Con anterioridad a estas sentencias este derecho ya fue reconocido en relación con el Ayuntamiento de Tudela, primero en primera instancia, donde se reconoció la pretensión en su integridad, es decir el derecho al 100% de las cantidades que se podrían haber cobrado, y recientemente por el TSJN que finalmente reconoció la obligación del Gobierno de Navarra de abonar sólo el 5%.