El Gobierno de Navarra recaba la colaboración de las entidades locales para la elaboración de un censo de símbolos franquistas

símbolos.111El Gobierno de Navarra solicitará la colaboración de las entidades locales para la elaboración de un censo de símbolos, leyendas, menciones y nombres de calles relacionados con personas o hechos vinculados al franquismo, como paso previo a su retirada, dentro las actuaciones previstas en materia de memoria histórica.

Así se ha puesto de manifiesto esta mañana en una rueda de prensa en la que ha comparecido la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Pablo Azcona con el fin de presentar el marco de colaboración entre ambas entidades para la retirada de la simbología franquista. En el acto ha participado asimismo el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar.

Tal y como ya se anunció el pasado diciembre, una de las líneas de trabajo de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos en el ámbito de la memoria histórica se centra en la retirada del espacio público de la simbología franquista, para lo que considera fundamental la implicación y colaboración de todos los agentes.

Con este fin, el Director General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, ha mantenido recientemente una reunión con los representantes de la Federación Navarra de Municipios y Concejos a quienes trasladó los pormenores del programa de retirada de este tipo de símbolos y solicitó su colaboración para la difusión y puesta en marcha de dicho programa. El Gobierno de Navarra considera que la FNMC puede desempeñar una importante labor de comunicación y acercamiento a las entidades locales, así como de coordinación en la transmisión de la información.

Así, se plantea un primer contacto con las entidades locales mediante el envío de una carta en la que, además de una explicación del marco legal que regula esta cuestión, se solicita información acerca de los símbolos, leyendas, menciones (reconocimiento de hijo predilecto, por ejemplo), y nombres de calles relacionados con personas o hechos vinculados al franquismo existentes en las calles de cada municipio. A partir de la documentación recibida, junto con la que ya se tiene, contrastada con el Fondo Documental para la Memoria Histórica de la UPNA, se elaborará un censo de símbolos del franquismo, para proceder posteriormente a su retirada. En la carta se expresa asimismo el compromiso y la disposición del Gobierno de Navarra a la hora de asesorar, resolver cualquier duda y colaborar en la eliminación de la simbología franquista.

Simultáneamente, se está procediendo a la renovación la Comisión Técnica de coordinación en materia de Memoria Histórica, quien elaborará un documento con recomendaciones sobre cómo actuar en cada tipo de símbolo. Este documento, en cuyo borrador ya está trabajando la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, será dado a conocer a las entidades locales para su aplicación, en un programa de reuniones con alcaldes de las diferentes comarcas y merindades.

 

Marco legal

Cabe recordar que, tras una declaración del Parlamento de Navarra de 2003, en la que se establecía la necesidad de “eliminar aquellos elementos simbólicos contrarios a la libertad”, y una Ley Foral del mismo año que señalaba el deber de retirada y sustitución de la simbología propia del régimen franquista, finalmente se aprobó en 2013 la Ley Foral 33/2013 que tiene por objeto “recuperar la memoria histórica en relación con aquellas personas que fueron asesinadas o fueron víctimas de la represión franquista en Navarra”.

Dicha ley fija las “obligaciones públicas y de las entidades privadas en la retirada de los símbolos, leyendas y menciones franquistas”, así como en la “anulación de distinciones, nombramientos, títulos y honores institucionales”. En concreto, el artículo 11 establece que “El Gobierno de Navarra en el ejercicio de sus competencias, tomará las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión franquista” que existieran todavía en Navarra.