El Gobierno descarta la incineración prevista en el Plan de Residuos

El Gobierno de Navarra no se plantea ahora la instalación de una incineradora de residuos sólidos urbanos, solución prevista en el Plan Integral de Gestión de Residuos de Navarra (PIGRIN), que había provocado la oposición de sectores sociales y políticos y de algunas entidades locales. La solución que está estudiando actualmente se basa en diversas opciones de pretratamiento, como la gasificación, combinada con el compostaje y la biometanización de la fracción resto. Así lo anunció el consejero de Medio Ambiente, José Javier Esparza, el pasado 16 de septiembre, en el Parlamento de Navarra. Esparza anunció además que en breve invitaría a los parlamentarios a visitar instalaciones similares a las que ahora se analizan.

El consejero justificó la decisión, que requerirá la modificación del PIGRIN, en que los proyectos de nuevas directivas europeas exigen más altos porcentajes de reciclaje y en los avances tecnológicos sucedidos desde la aprobación del Plan. Cabe destacar que el proyecto de directiva más reciente eleva el reciclaje y la reutilización de los residuos municipales hasta el 70% en 2030, a la vez que reduce en un 30% los residuos de alimentos.

Como se recordará, los tribunales anularon el PIGRIN en una sentencia que fue recurrida por el Gobierno de Navarra y que en tanto no sea resuelta mantiene la vigencia del Plan.