El Gobierno foral y el Banco de Alimentos proponen que sean los servicios sociales los que establezcan las familias con preferencia para recibir ayuda

gn-ban.111El Gobierno foral y el Banco de Alimentos de Navarra coinciden en la idea de que sean los servicios sociales de base los que definan de manera preferente qué familias han de ser beneficiarias del reparto de alimentos por su situación social. Así lo pusieron de manifiesto representantes de ambas instancias en el transcurso de una reunión celebrada en el Palacio de Navarra el pasado 24 de septiembre, en la que destacaron también la necesidad de mejorar la organización y modernizar la labor que realizan las entidades sociales dedicadas al reparto de víveres entre personas necesitadas.

Concretamente, participaron en la misma el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, y el presidente del Banco, Gregorio Yoldi. En el encuentro también participaron la directora general de Inclusión y Protección Social, Gema Mañú; el jefe de gabinete de la Vicepresidencia de Derechos Sociales, Txema Mauleón; y el responsable de Entidades Sociales del Banco de Alimentos de Navarra, Joaquín Fernández.

El Banco de Alimentos

El Banco de Alimentos de Navarra (BAN) es una organización sin ánimo de lucro, independiente y aconfesional, dedicada principalmente a luchar contra el hambre y el despilfarro de alimentos. Sus 178 personas voluntarias centran su labor en la captación y recogida de alimentos para su distribución entre las familias más necesitadas de Navarra desde sus instalaciones en Pamplona y en Tudela, a través de 223 entidades sociales de la Comunidad Foral, desde asociaciones, Caritas parroquiales, comedores sociales como París 365, etc.

Actualmente, son más de 36.000 las personas destinatarias de estos alimentos, que en 2014 alcanzaron las 4.600 toneladas. Los víveres se consiguen a través de la captación de donantes, empresas que entregan sus productos, colaboraciones, colectas y las dos grandes recogidas que se realizan socialmente en noviembre y mayo.