El Gobierno presenta a las entidades locales el programa de Compromisos por el clima y la energía

El Gobierno de Navarra presentó el pasado 20 de febrero a las entidades locales la iniciativa Compromisos por el clima y la energía, un proyecto que pretende que dichas entidades elaboren planes medibles para reducir las emisiones de efecto invernadero en un 40% para 2030, adopten medidas de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático y actúen contra la pobreza energética. El proyecto forma parte de lo que en la Unión Europea, que lidera la estrategia para todo el mundo, denomina Pacto de Alcaldes y es eminentemente municipal.

Participaron en la jornada de presentación el miembro de la Oficina del Pacto de Alcaldes por el clima y la energía de la UE, Miguel Morcillo, que explicó los pormenores del programa; el alcalde de Meliana (Valencia), Josep Riera, que expuso la experiencia de su municipio y algunas actuaciones desarrolladas en este ámbito, y el concejal de Pamplona, Joxe Abaurre, que dio a conocer algunas iniciativas de su ayuntamiento. Cabe destacar que en Navarra solo Pamplona ha firmado el Pacto de Alcaldes.

El éxito del programa se pone de manifiesto en los casi 8.000 municipios que se han sumado al mismo en 53 países (ha pasado de la UE a todo el mundo) y los 6.000 planes de acción que ya se han aprobado. Los firmantes han reducido ya un 23% las emisiones.

 

Navarra

En lo que hace a Navarra, la consejera de Administración Local, Isabel Elizalde ha asumido ante la UE el compromiso de impulsar el pacto en las entidades locales de la Comunidad Foral, para lo cual se ha puesto en marcha una línea de trabajo desarrollada desde Nasuvinsa. En la actualidad, ya se ha elaborado una hoja de ruta y se han iniciado los contactos con una veintena de ayuntamientos a los que se ha invitado a suscribir el Pacto.

La firma supone la adopción de unos compromisos que se concretan en un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) que puede incluir medidas en ámbitos de movilidad, energía, adaptación, residuos, etc. El PACES se mide periódicamente y en caso de incumplimiento las entidades afectadas son excluidas del Pacto.