El grupo de trabajo sobre financiación local creado por el Gobierno expone en el Parlamento el resultado de su estudio

Los miembros del grupo de trabajo creado por el Departamento de Administración Local para analizar el sistema de financiación de las entidades locales de Navarra explicaron, el pasado 5 de marzo, en el Parlamento, las conclusiones de su trabajo. A la comparecencia, celebrada a instancias de la Comisión de Administración Local de la Cámara, asistió también el consejero del citado Departamento, José Javier Esparza.

Como ya se informó desde la FNMC, ante la previsible reforma de la normativa de Administración Local, el Departamento encomendó hace unos meses a un equipo de trabajo la realización de un análisis sobre las características del actual sistema de financiación local. Dicho equipo, de carácter técnico, ha estado formado por representantes de la Cámara de Comptos, la FNMC, Nilsa, las Mancomunidades de la Comarca de Pamplona y de la Ribera y el propio Departamento.

En representación de todo el grupo, el técnico de la Federación, Fermín Cabasés, expuso una síntesis del documento elaborado por aquél. La primera parte del mismo se dedica a analizar el coste de los servicios, mediante una metodología desarrollada en el Ayuntamiento de Noáin-Valle de Elorz. A continuación, se realiza un análisis del gasto presupuestario atribuido a dichos servicios y se estudia especialmente el coste específico de los relativos al agua y los residuos sólidos, por ofrecer unas características especiales.

El grupo ha abordado también los ingresos de las entidades locales y la forma en que se relacionan con los servicios que tienen que financiar para concluir cuál es la fuente financiera más adecuada, en función de criterios como el carácter individual o colectivo del consumo, la posibilidad de incluir objetivos de equidad, etc. De acuerdo con ello, se establecen tres posibles cauces de financiación: a través del sistema general de tributos y de la participación en los tributos de Navarra, mediante tasas y precios públicos, o mediante transferencias finalistas.

Finalmente, el grupo ha elaborado un cuadro en el que se refleja el grado de cobertura del coste de cada servicio mediante los ingresos específicos.

Entre las conclusiones extraídas del estudio, los técnicos han destacado la necesidad de clarificar en primer lugar el marco competencial, la necesidad de limitar las transferencias finalistas a casos específicos, la exigencia de contar con una metodología homogénea de análisis de costes o la de definir ámbitos territoriales adecuados para la prestación de los servicios.