El Parlamento Foral alcanza un acuerdo sobre la financiación del transporte de viajeros de la comarca de Pamplona

La Comisión de Fomento del Parlamento de Navarra alcanzó, el pasado 21 de mayo, un acuerdo sobre la reforma de la ley que regula el transporte de viajeros de la comarca de Pamplona. Las principales novedades se centran en el reparto del déficit entre la Administración Foral y las locales, que pasa del 60-40 al 65-35, y la atribución a la Mancomunidad de la competencia para elaborar el Plan de Transporte. El reparto entre los municipios de su parte del déficit será proporcional al número de habitantes. La comisión acordó también que la financiación por la venta de billetes nunca sobrepase el 50% del coste del servicio. También se creará un bono social.
villavesa111En el caso de que el Plan de Transporte no sea modificado o actualizado, se entenderá automáticamente prorrogado con el incremento correspondiente al IPC de Navarra. Y si los aportes resultantes de la prórroga no fueran suficientes, las participaciones de la Administración y los municipios se ajustarán en una misma proporción, conforme a las establecidas para el último ejercicio del Plan que se prolonga.
Por otra parte, con el fin de propiciar una “reducción de costos” paralela a una “mejora sustancial” del servicio, se ha resuelto incluir en la norma la elaboración de un PSIS que recoja todas las actuaciones necesarias (trazados, recorridos, paradas, velocidad, carriles propios, etc.) para optimizar la gestión. Dicho PSIS, a consensuar con la entidad local gestora del servicio en el plazo de un año desde la entrada en vigor de la Ley, deberá ejecutarse en los dos ejercicios siguientes a su aprobación, con cargo a los Presupuestos Generales de Navarra.

 

Como se ha señalado, se atribuye expresamente a la Mancomunidad la competencia en la “gestión y ordenación” del servicio, eliminando la atribución del Gobierno para la aprobación del Plan de Transporte Urbano de la Comarca de Pamplona, que recaerá de manera exclusiva en la Mancomunidad.
En ese sentido, los municipios deberán promover e incentivar el fomento de un transporte público “eficaz, eficiente y accesible” mediante una correcta planificación urbana que incluya reserva de espacios y elementos y diseños adecuados, tal y como se consigna en el PSIS a elaborar durante 2015.