El Parlamento Foral aprueba la Ley Foral de medidas urgentes en materia de personal al servicio de las Administraciones Públicas

El Pleno del Parlamento ha aprobado la Ley Foral por laque se prorrogan para el año 2015 determinadas medidas urgentes en materia de personal al servicio de las Administraciones Públicas de Navarraprevistas en la Ley 25/2012, de 21 de junio.

La Ley es una transposición del Decreto Ley Foral que, inmediatamente después de su convalidación en la sesión de Pleno del 8 de enero, la Cámara acordó tramitar como proyecto de Ley Foral por el procedimiento de urgencia.

Respecto al Decreto Ley Foral validado en Pleno, que incluía la actualización en un 0,25% de las pensiones de las clases pasivas de los Montepíos, la Ley incorpora la obligación de “proceder al pago inmediato del 24,04% de la paga extra suspendida en diciembre de 2012”. El Gobierno había acordado ya, por su parte, abonar a sus empleados dicha paga en la nómina de marzo.

Algunas de las medidas incluidas en la norma son:

Limitación de prestaciones que no cubre la sanidad pública y que tienen reconocidas funcionarios acogidos al sistema de asistencia sanitaria uso especial, como son la óptica y la odontología (límite de 200 euros por beneficiario y año natural).

Jubilación obligatoria.Durante el año 2015 no se aplicará la previsión relativa a la prolongación de la permanencia en el servicio activo del personal funcionario de las Administraciones Públicas de Navarra, con independencia del sistema de previsión social al que se encuentra acogido, una vez cumplida la edad de jubilación forzosa estipulada por la Seguridad Social en cada momento.

Se exceptúa de lo previsto en el apartado anterior al personal que, a fecha de su jubilación forzosa, no hubiera completado el período de carencia establecido en su sistema de previsión social para generar derecho a una pensión, así como al personal que no haya alcanzado los años de cotización para percibir la pensión íntegra. En ambos casos podrán prolongar su permanencia en el servicio activo hasta completar los períodos necesarios para tales fines, en todo caso, hasta los 70 años de edad.

El personal funcionario de las Administraciones Públicas de Navarra que, a la fecha de entrada en vigor de la presente Ley Foral, permanezca en servicio activo con la edad de jubilación forzosa ya cumplida, dispondrá de un plazo de tres meses para poner fin a dicha situación y solicitar su jubilación. En el supuesto de que transcurra el referido plazo sin haberla solicitado, se le declarará la misma de oficio a su finalización.

De manera excepcional, las Administraciones Públicas de Navarra podrán autorizar la prolongación en aquellos supuestos en los que la adecuada prestación de los servicios públicos haga imprescindible la permanencia en el servicio activo de determinado personal, por un período determinado y, en todo caso, hasta el cumplimiento de los setenta años de edad.
Pensiones de los montepíos

La Ley Foral incluye la actualización de las pensiones de las clases pasivas de sus Montepíos en un 0,25%, tomando como referencia el incremento que experimenten con carácter general ese año las pensiones públicas, de acuerdo con la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Las pensiones mínimas de viudedad y de orfandad se sujetarán a la referencia establecida en la normativa vigente al salario mínimo interprofesional, fijado en 648,60 euros para 2015 (+0,5%).

No serán objeto de actualización las pensiones ya reconocidas o que en el futuro se reconozcan y que, por si solas o sumándole el importe de otras pensiones públicas percibidas por el mismo beneficiario, superen la cuantía máxima establecida para las pensiones públicas.