El presidente de la FNMC entrega a la consejera de Administración Local el documento de propuestas de los cargos locales para la reordenación del mapa local

El presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Pablo Azcona, entregó, el pasado 4 de julio, a la consejera de Administración Local, Isabel Elizalde, el documento elaborado por la FNMC en el que se incluyen las propuestas de los cargos locales sobre la reordenación de la Administración Local de Navarra. Dicho documento es el resultado de las aportaciones de más de 300 representantes municipales y concejiles, realizadas en el transcurso de ocho reuniones zonales y una específica para concejos.

El texto incluye cuatro apartados: uno sobre los principios que deben regir, a juicio de las entidades locales, la reforma, entre los que cabe citar la adecuación de los ámbitos territoriales, demográficos o administrativos a las competencias, para que éstas se ejerzan de forma eficaz y eficiente; la voluntariedad en la extinción o modificación de las entidades locales existentes; la pervivencia de los municipios y los concejos; la búsqueda de la equidad en la prestación de los servicios a los vecinos; o la aplicación de principios como el de subsidiariedad, el de autonomía o el de suficiencia financiera.

El segundo apartado establece una redistribución de competencias locales en los ámbitos concejil (donde existe), municipal, supramunicipal o autonómico. De entrada, los cargos electos optan por que se trasladen a la comunidad autónoma competencias como las sanitarias, las educativas o las de los centros de educación infantil (0-3). El resto de competencias deben permanecer, a juicio de los ediles, en el ámbito local y buena parte de ellas en el propio municipio, si bien se asigna una parte relevante de las mismas a las entidades supramunicipales que se definan.

En el apartado de planta local, se opta por mantener los tipos de entidades locales existentes (concejos, municipios, mancomunidades, agrupaciones tradicionales…) y por el establecimiento de un nivel de entidades supramunicipales lo más simple posible. Estas entidades deben ser, no obstante, cercanas a las entidades que las forman, de forma que se dé una cierta identificación con las mismas.

Finalmente, en el capítulo de haciendas locales, se apuesta por la definición del Fondo como un porcentaje fijo de los ingresos tributarios de la hacienda foral y se aboga por la libre disposición de las transferencias de capital, al menos en parte, y por la reducción hasta donde se pueda de las transferencias finalistas.

Nueva fase

En el transcurso de la reunión, el presidente de la FNMC informó a la consejera sobre la voluntad de la entidad municipalista de continuar profundizando en la concreción de los temas sobre los que no se han alcanzado conclusiones suficientes, y de iniciar una nueva fase del proceso participativo en la medida en que el Gobierno de Navarra le traslade alguna propuesta.

De entrada, el grupo que diseña y dirige el proceso en la FNMC tiene previsto reunirse el 19 de julio para programar nuevas actuaciones.