El presidente de la FNMC propugna una normativa de símbolos integradora y pide seguridad jurídica para los ayuntamientos

 El presidente de la FNMC, Pablo Azcona, pidió, el pasado día 28, en el Parlamento de Navarra, que la normativa de símbolos de Navarra fuera integradora y reflejara la pluralidad de Navarra, a la vez que exigió un marco legal que diera seguridad jurídica a los ayuntamientos en sus actuaciones en esta materia. Las demandas de Azcona tuvieron lugar en el transcurso de una comparecencia ante el Legislativo Foral solicitada por UPN para conocer la valoración de la Federación sobre la derogación de la ley actual.

Horas antes, el Consejo de Navarra había emitido un informe en el que se ponía en duda que la derogación de la norma habilitara jurídicamente a los ayuntamientos para colocar la ikurriña junto con las banderas oficiales y avisaba de la inseguridad jurídica que se podía crear con la derogación.

Por su parte, el presidente de la FNMC se mostró contrario a que se sancione a los ayuntamientos por las decisiones que se tomen en esta materia. Igualmente, mostró su preocupación por que la regulación de los símbolos pudiera sembrar la división en la sociedad, y animó a los parlamentarios que la normativa que pudieran aprobar reflejara la pluralidad de Navarra.