El PSN propone crear distritos y el área metropolitana de Pamplona y que la supresión de municipios y concejos sea voluntaria

El Partido Socialista de Navarra presentó el pasado viernes, 3 de mayo, una propuesta para la reordenación de la Administración Local de Navarra que incluye la creación de distritos administrativos con un importante volumen de competencias, y de un área metropolitana para Pamplona y su primer cinturón que también ejercería algunas de las competencias municipales. Por otra parte, y frente a sus propuestas anteriores, prevé que la supresión de concejo y municipios de menos de 200 habitantes sea voluntaria. Las mancomunidades actuales se fusionarían 8 de interés general.

En la actualidad el Parlamento Foral está tramitando un proyecto de ley sobre la misma materia que se enfrenta a dos enmiendas a la totalidad y 82 parciales. Ahora, el PSN propone crear una ponencia para intentar alcanzar un texto de consenso.

Las medidas socialistas pasan por la creación del área metropolitana de la comarca de Pamplona, que con carácter general comprendería la capital y la primera corona, que son los ayuntamientos que lindan con ella.

Esa área metropolitana asumiría las competencias en materia de policía, planificación urbanística, pero no las licencias, y todo lo relacionado con parques, jardines y medio ambiente, ocio y cultura, actividades de carácter deportivo.

Por su parte, los distritos administrativos, que estarían formados por entidades locales de menos de 2.000 habitantes y alguna de mayor población si así lo decide, tendría competencias en servicios de administración general, alumbrado público, limpieza viaria, guarderías, distribución de aguas, protección civil, colegios, centro de salud, algunos gastos en educación y acciones de salud. Se prevé un total de 42 en toda la Comunidad foral.

También plantea la supresión de agrupaciones de servicios administrativos, la supresión de las actuales mancomunidades y la creación de ocho mancomunidades interés general y la supresión de agrupaciones de secretaría e intervención.

Entre las medidas figura también el desarrollo del régimen de funcionamiento de los municipios y concejos menores de 200 habitantes y se fijan criterios de salarios y dietas de los corporativos, con “carácter orientativo” porque corresponde a los propios ayuntamientos determinarlos, y si se imponen se incurriría en invasión de competencias.