El Tribunal Constitucional suspende la ley foral que obliga a la Iglesia a pagar la Contribución Territorial por inmuebles no destinados al culto

El Tribunal Constitucional ha suspendido la ley foral que sometía al pago de la Contribución Territorial a los inmuebles de la Iglesia que no se destinan al culto. Dicha suspensión es automática, una vez que ha admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno Central, que estima que la norma navarra no respeta lo establecido en el Concordato con la Santa Sede de 1979, que al ser un acuerdo internacional, tiene un rango superior a la ley foral.

Según el Concordato, además de los lugares de culto, están exentos de Contribución las residencias religiosas, las oficinas parroquiales, los seminarios, los conventos, etc. Otros inmuebles distintos ya venían pagando el impuesto.

La suspensión de la norma foral tiene, en principio, una duración de cinco meses.