Entidades locales, Administración Foral y productores coinciden en las ventajas de potenciar el uso de la biomasa

I Feria de la biomasa forestal de Navarra

biomasa111Navarra tiene 450.000 hectáreas de superficie forestal. Cada año, el arbolado crece en 1.600.000 metros cúbicos y sólo se explota una cuarta parte de ese crecimiento anual (400.000 m3). La explotación y el consumo de la biomasa podrían traducirse en la creación de 1.600 puestos de trabajo, situados además en el medio rural. Propietarios públicos y privados, Administraciones y el sector de la madera compartieron en la I Feria de la Biomasa, celebrada entre el 21 y el 23 de en Pamplona, sus esperanzas, sus inquietudes y sus propuestas. Todos ellos participan también en la Mesa de la Biomasa, creada por el Gobierno de Navarra, que avanza en el desarrollo de subsector. El 60% de la superficie forestal pertenece a las entidades locales.

La Feria de la Biomasa incluyó una exposición de más 30 empresas del ciclo de la biomasa y actividades paralelas y distintas conferencias y mesas redondas que tomaron el pulso a un sector que acaba de dar sus primeros pasos tanto en producción como en consumo y que ofrece un futuro rentable en lo social y medioambiental.

El día 21 participaron en una mesa redonda los representantes de la Administración Foral, las entidades locales, los propietarios forestales y las la empresas de la madera.

Por parte del Gobierno de Navarra, el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza, destacó que la madera es una oportunidad real para Navarra y que la Comunidad Foral viene desarrollando desde hace años importantes acciones en esta materia. Citó como ejemplo que el 52% de la masa forestal está certificada, muy por encima del 7% estatal y superior al 45% europeo. Señaló, a continuación, que el cumplimiento de las expectativas que hoy ofrece la biomasa dependerá de los distintos agentes y pidió a los propietarios responsabilidad social y ambiental para crear puestos de trabajo y cuidar el monte.

Por su parte, el alcalde de Ultzama, Patxi Tornaría, resaltó, en representación de las entidades locales, la necesidad de fomentar el consumo de biomasa para activar el resto de los eslabones de la cadena. Emplazó a las Administraciones a cambiar sus instalaciones y destacó el gran potencial en el consumo privado.

El representante de los propietarios, agrupados en Foresna, dijo que Navarra ha podido mantener su tejido industrial y ello es hoy una ventaja. Destacó también que es preciso potenciar la gestión forestal, porque los montes están creciendo, pero también están envejeciendo.

Por último, el representante de Ademan, asociación de empresas de la madera, pidió que se incremente la producción, lo cual implica que el Gobierno de Navarra aumente su actividad de marcado. Solicitó también que el IVA del sector se redujera (citó que en España es del 21% y en Francia del 5,5%) y que se divulgaran las ventajas de este fuente de energía y se apoyara la compra de calderas.