Eusko Ikaskuntza ofrece su trabajo a los ayuntamientos navarros

La Sociedad de Estudios Vascos, Eusko Ikaskuntza, que en 2018 cumple 100 años, se halla inmersa en un proceso de redefinición de sus líneas y métodos de trabajo. Dentro del mismo, trasladó a los ayuntamientos navarros su oferta de colaboración en distintas materias en la reunión celebrada por el presidente de la FNMC, Pablo Azcona, el director general de la entidad científico-cultural, Iñaki Ibarra, y la representante en Navarra de esta, Miren Epalza.

Eusko Ikaskuntza fue fundada en 1918 por las diputaciones forales de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. Es una asociación científica interdisciplinar que trabaja en el ámbito de Vasconia. En la actualidad desarrolla actividades especialmente en los terrenos de la realidad sociocultural, el modelo socioeconómico, la estructuración sociopolítica y el euskera. En 2018 celebrará su XVIII congreso, con motivo de su centenario.

La entidad considera especialmente relevante trabajar con los ayuntamientos por su cercanía con la ciudadanía y les ofrece propuestas de actividades y proyectos sobre los retos de la sociedad de Vasconia, proyectos de investigación e interpretación de la historia y el patrimonio y otros sobre temas históricos locales.