La admisión del recurso de inconstitucionalidad de la Ley Foral de Policías suspende cautelarmente algunos artículos que afectan a las entidades locales

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Gobierno central contra varios artículos de la Ley Foral que modificó la Ley Foral de Policías. La admisión supone la suspensión de las disposiciones recurridas de forma automática, algunas de las cuales afectan directamente a las entidades locales.

El recurso deja sin efecto la norma que exigía a las policías locales suministrar toda la información policial y remitir las solicitudes de apoyo a la Policía Foral. El Gobierno central entiende que con ello se niega a la policía local la posibilidad de relacionarse con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, eludiendo las competencias estatales sobre la materia y las atribuciones de las juntas de seguridad.

El Constitucional ha suspendido igualmente la disposición que permitía el acceso de auxiliares de policía a cuerpos de policía de la localidad si contaban con tres años de experiencia en la misma y superaban un concurso oposición. En su recurso, el Gobierno central alega que dicho acceso se produce sin la titulación requerida y vulnera los principios de igualdad, mérito y capacidad en el acceso a la función pública.