La Asamblea de la FNMC, preocupada por las repercusiones de la reforma del régimen local

as1111Si se cumplen las previsiones, la Ley para la Racionalización y la Sostenibilidad del Régimen Local será aprobada por las Cortes antes de acabar el año. Su contenido trae importantes cambios valorados en general negativamente por los representantes de las entidades locales en la Asamblea General Ordinaria celebrada por la FNMC el pasado 13 de diciembre. El proyecto del Gobierno central supone recortes competenciales, reducción de la autonomía local y nuevos controles sobre la actividad de las corporaciones. Las consecuencias de todo ello preocupan a los alcaldes y este fue el principal asunto de los abordados en la Asamblea General Ordinaria de la FNMC.

Por otra parte, el Parlamento de Navarra tramita actualmente un proyecto de ley y una proposición de ley de reforma de la Administración Local de Navarra sobre la que actualmente trabaja una ponencia de la Cámara. En relación con ello, algunos asistentes a la Asamblea expresaron su idea de que la FNMC debería haber celebrado ya acciones en las que las entidades locales expresaran sus puntos de vista sobre el tema y se trasladara al Parlamento. Por su parte, el presidente de la FNMC manifestó su compromiso con la celebración de dichas acciones, pero señaló que en el momento actual no existe un texto sobre el que poder trabajar. Informó también en la Asamblea que la Ejecutiva ha pedido por carta a los grupos parlamentarios que no aprueben ninguna ley sin consultarla antes con la FNMC y sin que esta disponga de tiempo para tratar el proyecto con las entidades locales.

Por otra parte, algunos representantes locales manifestaron en el acto su desacuerdo con el papel desarrollado por la Ejecutiva de la entidad en la defensa de los intereses de las entidades locales, lo cual hizo que votaran en contra la propuesta del informe de gestión y de programa de actuaciones. No obstante, ambos documentos fueron aprobados por una holgada mayoría.

Cabe reseñar que, frente a lo ocurrido históricamente, una buena parte de las intervenciones se desarrollaron en euskera, siendo traducidas posteriormente por el intérprete contratado al efecto. Pero lo prolongado de dichas intervenciones hacía difícil la traducción, por lo que varios asistentes solicitaron que en próximos actos se contara con sistemas de traducción simultánea.

Finalmente, todos los puntos del orden del fueron aprobados: el informe de gestión, con 72 votos a favor, 31 en contra y 3 abstenciones; el programa de actuaciones para 2014, con 56 votos a favor, 37 en contra y 9 abstenciones; los presupuestos para 2014, por 68 votos a favor, 26 en contra y 11 abstenciones; y las Cuentas de 2011 por asentimiento.