La Banca ética Fiare busca el apoyo de las entidades locales

La actividad financiera es un elemento clave para la construcción de unos modelos sociales u otros. Con esta premisa, se está impulsando en Navarra la Banca ética Fiare, cuyo objeto es operar en el sector financiero con criterios sociales y financiar proyectos relacionados con la economía social. Así se lo expusieron los representantes de la entidad Pablo Flores y Mikel Ortigosa al presidente de la FNMC, Mariano Herrero, en el transcurso de una reunión celebrada el pasado 9 de mayo en la sede de la Federación. Fiare solicitó en este encuentro el apoyo de las entidades locales para impulsar el proyecto en Navarra, que crece poco a poco desde su creación en 2005.

Fiare es hoy una asociación que tiene como horizonte constituirse, cuando reúna la capacidad financiera suficiente, en una cooperativa de crédito. Por el momento, actúa como agente de la Banca Popolare Ética Italiana y son sus socios la Coordinadora de ONGD de Navarra, la Red de Economía Solidaria y Alternativa (REAS) y la Red de Lucha contra la Exclusión y la Pobreza. Como cualquier banco, mantiene depósitos y presta dinero para el desarrollo de proyectos sociales. Entre los beneficiarios actuales de sus créditos o avales cabe citar el centro de inserción sociolaboral Josenea, Traperos de Emaús, la Asociación de Sordomudos o la Asociación de afectadas por cáncer de mama Saray.

En el ámbito español, Fiare tiene abiertas oficinas en Bilbao, Barcelona y Madrid. En Navarra, seis ayuntamientos son socios de la entidad. No obstante, Fiare busca en el ámbito municipal, más que socios, un respaldo de difusión y reconocimiento entre los ciudadanos, y así se lo transmitieron al presidente de la Federación.

Ver presentación de Fiare para ayuntamientos