La Cámara de Comptos constata que la situación económica de las entidades locales era en 2015 “saneada con tendencia favorable”

“la situación económica del sector público local de Navarra es saneada, observándose una evolución favorable de todos sus indicadores. En 2015 cumplió las exigencias de la normativa de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera”. A esta conclusión llega la Cámara de Comptos en el informe sobre el sector público local relativo a dicho ejercicio, que acaba de hacer público.

Los ingresos del sector local ascendieron a 751 millones y los gastos sumaron 733 millones. Si se comparan estos datos con los de 2014, los ingresos no varían y los gastos suben un dos por ciento.

El 48 por ciento de los ingresos de los entes locales proceden de sus tributos y el 43 por ciento de transferencias, principalmente del Gobierno de Navarra.

El capítulo más importante de gastos son los bienes y servicios corrientes, con un 45 por ciento. El personal se sitúa en segundo lugar, con el 36 por ciento. Las inversiones y la carga financiera suponen el 11 y siete por ciento respectivamente.

El sector público local obtuvo en 2015 un resultado presupuestario de 56 millones, un saldo presupuestario financiero de 60 millones y un remanente de tesorería para gastos generales de 192 millones. Las tres magnitudes han mejorado respecto al ejercicio anterior.

La deuda de los entes locales navarros a finales de 2015 sumaba 300 millones, habiéndose reducido un 11 por ciento respecto al año anterior. Dicha deuda representa un volumen de 470 euros por habitante.

Entre las recomendaciones del informe, se insiste en dar carácter prioritario y urgente a las medidas legislativas y administrativas para reestructurar la Administración Local de Navarra; se apuesta también por un nuevo marco de las haciendas locales que contemple las exigencias de la normativa de estabilidad presupuestaria; y se pide reformar la contabilidad local para adaptarla al vigente Plan General de Contabilidad Pública de 2010.