La Ejecutiva de la FNMC valora negativamente el Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y remite a la FEMP un importante paquete de propuestas de modificación para su defensa ante el Gobierno Central

La Comisión Ejecutiva de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) aprobó, el pasado 21 de marzo, un conjunto de propuestas de modificación del Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local  y acordó su remisión a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para su defensa ante el Gobierno Central. Las propuestas implican cambios sustanciales en el texto gubernamental que, al entender de la FNMC, reduce negativamente el elenco de competencias locales, establece mecanismos injustificados para privarles en algunos casos de las que mantienen, introduce controles en la gestión local que atentan contra el principio constitucional de autonomía local y siembra dudas sobre el respeto de las competencias de Navarra en materia de Administración Local.

Menos competencias

Entre las competencias que pierden las entidades locales destacan las de servicios sociales, que pasan casi en su totalidad a la Comunidad Autónoma. En este sentido, la Ejecutiva de la Federación recuerda que la Comunidad Foral ha atribuido a los municipios las competencias relativas a los servicios sociales de base, que éstos ejercen generalmente de forma mancomunada con altos grados de calidad y de satisfacción ciudadana.

Otras competencias que dejarían de pertenecer al ámbito de la Administración Local son, por ejemplo, las de escuelas infantiles de primer ciclo (0-3 años), escuelas de música, determinados servicios de transporte, etc.

Coste estándar y pérdida del servicio

Un segundo aspecto de la ley, que podría implicar profundas consecuencias es la definición y aplicación del “coste estándar” establecido por la misma. La norma establece que el Gobierno Central fijará reglamentariamente dicho coste para cada servicio y que las entidades locales que lo rebasen perderían esa competencia, que pasaría a ser ejercida por la diputación (en el caso de Navarra por la Comunidad Autónoma). Resultan especialmente graves la indeterminación de dicho coste y su aplicación unitaria para todo el Estado, dado que los costes de cualquier actividad son muy diferentes en las distintas regiones españolas.

Medidas de control

La Comisión Ejecutiva de la FNMC valora también negativamente determinadas medidas de control de la actividad de las entidades locales por el Estado, como las que se establecen a través del Interventor; la retención, en algunos casos, del Fondo de Haciendas Locales; e incluso la intervención de los municipios de menos de 5.000 habitantes que sobrepasen los límites de déficit o endeudamiento, cuyo control pasaría a la Diputación o, en el caso de las comunidades uniprovinciales, a la Administración autonómica.

Competencias de Navarra

El tercer gran apartado en el que la Comisión Ejecutiva de la FNMC no está de acuerdo con el Anteproyecto de ley estatal es el de la falta de concreción del reconocimiento de las competencias de Navarra en materia de régimen local, para lo cual se solicita una mención expresa en el articulado. La Comisión Ejecutiva recuerda que precisamente en el ejercicio de esas competencias el Parlamento Foral está tramitando el Proyecto de Ley Foral de reordenación de la Administración Local de Navarra, que profundiza en la eficacia y la eficiencia de la gestión de los servicios municipales con diversas medidas y especialmente a través de la figura de seis “mancomunidades de servicios generales”.

Las propuestas

Con estas premisas, la Comisión Ejecutiva ha redactado un conjunto de diez propuestas de modificación del Anteproyecto que afectan a buena parte de los artículos de la norma.

Dichas propuestas son:

1. El mantenimiento de las competencias de servicios sociales en el ámbito municipal.

2. Que el traspaso previsto de las competencias locales educativas a las comunidades autónomas no implique la obligación de las entidades locales de seguir pagando su coste.

3. La posibilidad de delegación de competencias en los municipios por parte de las comunidades autónomas con independencia de su volumen de población (el Anteproyecto prevé la posibilidad de dicha delegación solo en los de más de 20.000 habitantes).

4. Que se garantice el mantenimiento y la financiación estatal o autonómica de las competencias denominadas impropias que actualmente se están prestando por los municipios. (el Anteproyecto elimina las subvenciones con fecha 1 de enero de 2014).

5. La fijación en la ley, con la participación de las comunidades autónomas, y no reglamentariamente por el Gobierno del sistema de evaluación del coste estándar que determina si el municipio puede prestar el servicio o pasa éste a la diputación; y la consideración en esos criterios de otros valores además del meramente económico.

6. La eliminación de los controles que establece la norma a través del Interventor municipal.

7. La supresión del régimen de intervención de los municipios de menos de 5.000 habitantes.

8. La supresión de varias disposiciones que establecen la extinción de mancomunidades y entidades locales menores que no presenten las cuentas y la retención del Fondo de Haciendas Locales a los municipios por el mismo motivo.

9. Modificar los límites retributivos de los miembros de las corporaciones locales de población inferior a 1.000 habitantes, con el fin de que puedan ejercer su cargo en régimen de dedicación parcial.

10. La inclusión de una disposición específica que haga referencia expresa a las competencias históricas de Navarra en materia de Administración Local.