La FNMC inicia con cuatro reuniones informativas la segunda fase de su proceso sobre la reforma del mapa local

Lumbier 2111Con un ciclo de reuniones en Lumbier, Estella, Burlada y Tudela, en las que los responsables del Departamento de Administración Local explican el contenido de su documento de líneas maestras para la reordenación de la Administración Local de Navarra, la FNMC ha iniciado la segunda fase del proceso iniciado hace un año para concretar las propuestas de las entidades locales sobre la materia. Finalizado el mismo, la Federación celebrará de nuevo con los cargos electos un total de ocho reuniones zonales, dirigidas a valorar las propuestas gubernamentales y contrastarlas con las que emitieron dichos cargos en la primera fase del proceso.

En el primer encuentro, que tuvo lugar en Lumbier el pasado 9 de enero, alrededor de 60 cargos electos escucharon las explicaciones de los responsables del Departamento, a los que plantearon algunas cuestiones. Por parte del Ejecutivo, participaron la consejera, Isabel Elizalde, el director general, Xabi Lasa, y los técnicos Ion Ander Pérez Ilzarba y José Antonio Marcén.

Lumbier 1111En la presentación, el presidente de la FNMC, Pablo Azcona, repasó los hitos del proceso desarrollado por esta entidad e informó de las siguientes actuaciones a acometer. Por su parte, la consejera señaló que los objetivos de la reforma que promueve el Gobierno son la mejora de los servicios, garantizar los derechos de la ciudadanía, dar cumplimiento a la demanda histórica de reordenar la planta local, y atender nuevas demandas de la sociedad digital.

A continuación, los técnicos detallaron las propuestas del Departamento sobre competencias, planta local y financiación. Marcén explicó los criterios seguidos para distribuir las competencias locales en los niveles concejil, municipal y comarcal. Por su parte, Pérez Ilzarbe aportó algunas ideas sobre el modelo de segundo nivel local que se propone, basado en la creación de comarcas que asumirían diversas competencias, y la desaparición de las actuales mancomunidades. Finalmente, Lasa aportó algunos trazos del modelo financiero, basado en el aumento del porcentaje de aportación de los tributos locales frente al resto de ingresos, hasta superar el 50% del total, y la profundización en el uso del Fondo de Haciendas Locales para garantizar a todas las entidades la suficiencia financiera necesaria para ejercer las competencias básicas.