La Ley de Presupuestos del Estado afloja ligeramente las restricciones en salarios y cobertura de plazas

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016 afloja muy ligeramente las restricciones impuestas en los años pasados a las Administraciones y, entre ellas, a las locales. Tras años de congelación o bajadas, este año se podrá subir el salario de los servidores públicos hasta un 1% y se podrá incorporar nuevo personal. Con carácter general, se establece una tasa de reposición del 50% y en determinados sectores se podrá llegar al 100%. En lo que afecta a las entidades locales, entre los citados sectores cabe señalar la asistencia directa a los usuarios de los servicios sociales y la gestión de prestaciones y políticas activas de empleo y el personal de Policía Local.

Sin embargo, se mantienen las restricciones a la contratación de personal laboral temporal y al nombramiento de funcionarios interinos, atribuyendo a ésta un carácter rigurosamente excepcional y vinculándola a necesidades urgentes e inaplazables.

Paga extra

La ley establece también que cada Administración podrá aprobar, en su ámbito y por una sola vez, una retribución de carácter extraordinario equivalente a las cantidades aún no recuperadas de los importes efectivamente dejados de percibir como consecuencia de la supresión de la paga extraordinaria correspondiente al mes de diciembre de 2012. Para ello, cada Administración deberá tener en cuenta su situación económico-financiera.

Destino de superávit

No mejora, por su parte, la posibilidad de usar el superávit de ejercicios anteriores, que se somete a la misma normativa de 2015.

Otros asuntos

En lo que hace a las bases de cotización de los empleados públicos, se mantendrán las del mes de diciembre de 2010, salvo que debido a las retribuciones percibidas correspondieran otras más altas.

El interés legal del dinero se fija en el 3% y el de demora en el 3,75%; El IPREM queda en 6.390,13 euros; y las pensiones se revalorizan en un 0,25%.