Las entidades locales han contratado a cerca de 900 personas a través de las ayudas al fomento del empleo

Las ayudas al fomento del empleo en entidades locales del Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare (SNE-NL) han favorecido la contratación durante 2017 de 894 personas, de las que prácticamente una de cada cuatro son perceptoras de Renta Garantizada (RG). Así lo dio a conocer el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, el pasado 17 de enero.

Laparra destacó que se ha alcanzado un récord de contrataciones en entidades locales con apoyo del Servicio Navarro de Empleo, hasta llegar a las 894, 28 más que en 2016. Las ayudas están cofinanciadas por el Fondo Social Europeo.

También ha sido el año con más entidades participantes (213), y se ha avanzado en la corrección de la desigualdad en la contratación a mujeres, que ha pasado de suponer el 25,4% del total en 2016 al 31% en 2017, lo que supone un incremento del 26% en términos porcentuales (de 220 a 277 contratos a mujeres).

El vicepresidente Laparra realizó una valoración “muy positiva” de la convocatoria de 2017, que fue rediseñada para reorientar la contratación hacia los colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo: Renta Garantizada, personas paradas de larga duración y mayores de 45 años, personas con discapacidad y corrección de la desigualdad de género.

El vicepresidente agradeció la respuesta de las entidades locales. “Se han cumplido los objetivos y las entidades locales han evidenciado su compromiso para resolver los problemas de empleo que existen en sus ámbitos de actuación, generando oportunidades para cerca de 900 personas. Los beneficios sociales y económicos van más allá de la mera contratación”, ha precisado, para referirse a otros como la contribución al cobro de prestaciones por desempleo, el auamento de las posibilidades de retorno al mercado ordinario de trabajo, o la mejora de la autoestima.

Más mujeres y RG para 2018

Para 2018, Laparra ha avanzado como reto mantener la inserción de las personas perceptoras de Renta Garantizada y avanzar en materia de igualdad. Para ello, mientras exista crédito disponible, en la convocatoria de 2018, que se publicará en breve por 3.968.000 euros, las entidades locales podrán realizar contrataciones por encima de las ratios asignadas por población, siempre y cuando las personas beneficiadas perciban RG o sean mujeres.. También se apoyará la contratación de personas con especiales dificultades de acceso al trabajo: discapacidad, violencia de género, paro de larga duración o mayores de 45 años.

Desglose

En concreto, en 2017, han sido subvencionadas 213 Entidades Locales con 3.855.690 euros. Se trata de prácticamente la misma cantidad que en 2016 (3,86 millones) para 894 contratos, 28 más que el año pasado. Del total, 277 han sido mujeres (30,98%)

El desglose completo por colectivos y apoyo público es el siguiente:

– 220 perceptoras de RG, con un coste de 1.406.904 euros. De estas 220 personas, 183 corresponden a contrataciones de entre 6 y 12 meses, con un coste de 1.279.917 euros, y 37 contrataciones por tiempo inferior a 6 meses, con un coste de 126.987 euros.

– 29 personas son discapacitadas y 2 mujeres víctimas de violencia de género, con un coste de 140.130 euros.

– 223 personas pertenecientes al colectivo B (mujeres), con un coste de 844.377,03 euros.

– 270 personas con un coste de 1.142.687,46 euros; 240 hombres mayores de 45 años (1.022.323,46 euros de coste) y 30 de entre 30 y 44 años, parados de larga duración (120.364 euros de coste).

– 150 hombres que no pertenezcan a ninguno de los colectivos anteriores, con un coste de 321.592,90 euro: 95 son menores de 30 años (182.274,35 euros de coste) y 55 entre 30 y 44 años, que no pertenecen al colectivo de desempleados de larga duración (139.318,55 euros de coste).

Cabe recordar que las subvenciones oscilaban en 2017 entre los 500 y los 1.000 euros mensuales en caso de una jornada completa, dependiendo del colectivo.