Las entidades locales navarras mantuvieron el equilibrio presupuestario en plena crisis reduciendo gastos

comptos111Las entidades locales navarras obtuvieron en 2013 un superávit global de 51 millones de euros, después de rebajar sus gastos, con respecto al año anterior, en un 3% y los ingresos otro 6%. Así lo refleja el Informe de fiscalización del Sector Público Local de ese año, que la Cámara de Comptos ha remitido, como es preceptivo, al Parlamento de Navarra. El informe destaca la buena situación financiera de las entidades locales e incide un año más en la necesidad de reestructuras el mapa local.

El informe subraya que la estructura municipal tan atomizada conlleva ayuntamientos con recursos limitados, tanto humanos como financieros, y la ausencia de una estructura administrativa adecuada para gestionar sus competencias.

Recuerda la Cámara de Comptos las iniciativas legislativas planteadas para reorganizar la administración local. Por un lado, el proyecto de ley aprobado por el Gobierno de Navarra en octubre de 2012 y, por otro, la proposición de ley foral del Parlamento de septiembre de 2013. Ninguna de las dos ha salido adelante.

El informe destaca la buena situación financiera del sector local, que ha respondido bien a la caída de ingresos derivada de la crisis económica. En 2013, el sector local gastó 720 millones e ingresó 737, con un superávit ajustado de 51 millones, un ahorro neto de 62 millones y un remanente de tesorería para gastos generales de 139 millones.

La Cámara de Comptos destaca, en este sentido, que el sector ha cumplido con las exigencias de la Ley de Estabilidad Presupuestaria al presentar una capacidad de financiación de 30 millones y una deuda del 55% por ciento de sus ingresos. (El nivel máximo de deuda se sitúa en el 100% de los ingresos).

En la actualidad, el sector local tiene una deuda viva de 377 millones, que ha descendido un 6% respecto al ejercicio anterior.

En 2013, los gastos del sector local disminuyeron un 3% respecto al año anterior. Destacan los de personal y bienes corrientes y servicios, que suponen el 71% del total, mientras que las inversiones suman el 12%. En cuanto a los ingresos, cayeron un 6% respecto al año anterior. El 40% corresponde a transferencias y los impuestos suman el 47%.

El informe incluye una serie de recomendaciones para mejorar la gestión de los entes locales de Navarra. Al igual que en los últimos años, se destaca la necesidad de reestructurar la administración local para mejorar la eficacia y calidad de los servicios municipales. También se cita la conveniencia de reformar la contabilidad local y adaptarla al vigente Plan General de Contabilidad Pública, además de desarrollar los criterios para calcular el coste efectivo de los servicios.