Las entidades locales piden que el Fondo de Transferencias Corrientes se fije solo para 2017, para no prolongar más allá el perjuicio derivado de la congelación de la fórmula de reparto

Las entidades locales han pedido al Gobierno que el proyecto regulador del Fondo de Transferencias Corrientes que ahora tramita para los dos próximos ejercicios solo se aplique a 2017. La demanda municipal obedece al hecho de que el sistema de reparto que prevé el Ejecutivo perjudica de forma notable, como ya lo viene haciendo en los últimos años, a los ayuntamientos cuya población crece de forma notable y que, a pesar de las mayores necesidades financieras que eso conlleva, no tienen su reflejo en los ingresos vía Fondo.

La Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) trasladó esta postura al Gobierno de Navarra en el transcurso de la sesión de la Comisión Foral de Régimen Local (CFRL) celebrada el pasado 25 de octubre, en la que se informó el Anteproyecto de Ley Foral de Transferencias Corrientes 2017-2018. En la misma sesión, la Comisión informó diversas modificaciones en varios tributos locales y un proyecto de decreto que regula el diálogo estructurado para la participación ciudadana de las personas jóvenes y agentes relacionados con la juventud.

Fondo de Transferencias Corrientes

Como se ha señalado, el Anteproyecto de Ley que regulará el Fondo de Transferencias Corrientes durante los próximos dos años prevé que este crezca dos puntos más que el IPC, medido de junio a junio. Para 2017, el porcentaje sería del 1,3%, dado que dicho IPC fue negativo en siete décimas. Sin embargo, el sistema de reparto arrastra problemas con aquellos municipios en los parámetros con los que se reparte el Fondo han variado sensiblemente (entre otros la población). La última fórmula de reparto preveía, como ha sido históricamente, una distribución que se basaba en buena medida en el número de habitantes de cada entidad. Sin embargo, en 2015 y 2016 la ley estableció que el reparto creciera en el mismo porcentaje para todos los municipios, con independencia de cómo evolucionara la población (y otros parámetros) de cada entidad. Y ese es el sistema de actualización que prevé el Anteproyecto para los próximos dos años. Así, algunos ayuntamientos han visto crecer su población en porcentajes muy elevados, mientras que sus ingresos por el Fondo permanecen prácticamente congelados. Todo ello con el agravante de que tampoco antes de 2015 su fondo crecía igual que la población, dado que una cláusula garantizaba por ley que ningún municipio recibiría más menos recursos del Fondo que el año anterior, lo cual hacía que tampoco pudiera crecer apenas para los que aumentaban sus habitantes.

Por eso, la FNMC ha propuesto al Gobierno que el sistema de actualización que prevé el texto presentado sólo se aplique en 2017, para no prolongar los agravios más allá del próximo año.

Cambios en tributos locales

Los representantes de las entidades locales informaron también un anteproyecto de ley foral que modifica varios tributos locales; concretamente la Contribución Urbana, el Impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos (Plusvalía), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Circulación.

En relación con la Contribución, el cambio legal está dirigido a establecer con claridad que las autovías y otras infraestructuras financiadas con el sistema de peaje en sombra están sujetas al tributo, y recibió el informe favorable de los cargos locales.

Respecto del IAE, el Gobierno propone ampliar también a las entidades locales la competencia de inspección. A juicio de los representantes locales, esta medida generaría disfunciones, al haber dos entidades investigadoras, por lo que manifestaron su disconformidad con la reforma propuesta.

Por su parte, el Impuesto de Circulación actualiza las tarifas en un 1,3%, lo cual recibió el visto bueno de la parte local de la Comisión.

Y, por último, el anteproyecto modifica la Plusvalía para que el sujeto pasivo sea siempre el transmitente (hasta ahora el adquirente podía ser sustituto de aquél, algo habitual), salvo en casos excepcionales como la transmisión por deudas hipotecarias o aquellos en los que el transmitente es una persona no residente en España. La propuesta también recibió el visto bueno local.

Participación de los jóvenes

Finalmente, la Federación emitió también informe favorable a un proyecto de decreto que regula el diálogo estructurado para la participación de las personas jóvenes y agentes relacionados con la juventud.