Los ayuntamientos navarros redujeron su deuda un 8,4% en 2014

Los ayuntamientos navarros volvieron a reducir su deuda por cuarto año consecutivo el pasado ejercicio, para dejarla a 31 de diciembre en 251 millones de euros, frente a los 274 de un año antes. El descenso de esta variable se inició en 2011, año que comenzó con un endeudamiento bancario de 313 millones.

Como en ejercicios pasados, este descenso se debe a la falta de inversiones locales, que son las que habitualmente exigen la petición de préstamos. Con el Fondo de Inversiones en mínimos, la prohibición de acudir al crédito establecida por el Gobierno de España para los municipios que sobrepasan un determinado nivel de deuda, y la práctica ausencia de transferencias de capital de los distintos Departamentos del Gobierno de Navarra, la necesidad de acudir al endeudamiento para inversiones es en conjunto insignificante, mientras que las amortizaciones de las deudas contraídas en el pasado siguen su curso.

A finales de año, un total de 87 municipios (el 32% del total) no tenían deudas con los bancos, otros 175 la habían reducido y solo 10 la habían visto crecer.