Los ayuntamientos saneados podrán destinar el superávit a inversiones y gastos extraordinarios

Pamplona, a 18 de abril de 2013. Las entidades locales que presentan remanente de tesorería positivo y no superen los límites de endeudamiento podrán destinar el superávit presupuestario de años anteriores a inversiones y gastos corrientes de carácter extraordinario, en lugar de tener que dedicarlo obligatoriamente a la disminución del endeudamiento neto. Así lo anunció el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en una sesión de la Comisión Nacional de Administración Local, ante los representantes de la FEMP.

La medida da satisfacción a la petición de, entre otros, la Federación Navarra de Municipios y Concejos, cuya Comisión Ejecutiva acordó, en la sesión del pasado 20 de septiembre, trasladar esta solicitud al Gobierno de España y a la FEMP. Al adoptar el citado acuerdo, la Ejecutiva argumentaba que la normativa de haciendas locales y la propia Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera ya fijan los suficientes instrumentos de control del endeudamiento local y que los ayuntamientos saneados deberían poder dedicar el superávit a otros fines distintos de la amortización de deuda.

Tras el acuerdo en la Comisión Nacional de Administración Local, es preciso ahora modificar el artículo 32 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, lo cual se realizará, según el Gobierno, de forma urgente.

Conforme se vayan conociendo los pormenores de la reforma legislativa, la FNMC los trasladará a las entidades locales.