Los municipios de más de 10.000 habitantes capean bien la crisis reduciendo gastos pero sin deteriorar los servicios

Los once municipios navarros de más de 10.000 habitantes han logrado mantener un buen equilibrio económico a lo largo de la crisis “sin dar peores servicios”. Esta es una de las principales conclusiones que expuso el presidente de la Cámara de Comptos, Helio Robleda en el Parlamento de Navarra, el pasado 12 de febrero, en una comparecencia en la que destacó la importante reducción del gasto de estas entidades entre 2006 y 2012.

Los municipios analizados son Ansoáin, Barañáin, Berriozar, Burlada, Egüés, Estella, Pamplona, Tafalla, Tudela, Villava y Zizur Mayor y entre todos suman el 75% de la población navarra.

Los datos aportados por Robleda reflejan que a lo largo del periodo citado, el gasto de estos diez ayuntamientos ha disminuido de 391 a 337 millones de euros, mientras los ingresos hacían lo propio desde 407 hasta 359 millones. En esos años, han crecido muy levemente tanto los ingresos corrientes como los gastos corrientes, mientras que las inversiones han bajado de 118 a 41 millones de euros.

Por su parte, la deuda ha aumentado sensiblemente hasta casi duplicarse, si bien el presidente de la Cámara de Comptos señaló a los parlamentarios que en la mayoría de los ayuntamientos analizados es “muy razonable”.