Los tribunales dicen que Asuntos Sociales no puede descontar de su aportación al servicio de atención a domicilio lo que pagan los usuarios

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha sentenciado que el Gobierno de Navarra no puede descontar de las subvenciones concedidas a los ayuntamientos y las mancomunidades para financiar el Servicio de Atención a Domicilio lo que aportan los usuarios y le ha condenado a pagar a la Mancomunidad de Ansoáin, Berriozar, Berrioplano, Iza y Juslapeña los 14.000 euros que le descontó en 2011. La situación denunciada por ésta se extiende a otras entidades locales y a otros años. De hecho, existen otras demandas pendientes por los mismos motivos. En el juicio se ha puesto en evidencia que la suma de lo que debería haber aportado el Gobierno más las tasas que abonan los usuarios no cubren siquiera el coste del servicio y que, por tanto, no se produce un enriquecimiento de las entidades locales, como argumentaba el Ejecutivo.

El  asunto dilucidado ahora tiene como precedente otro pleito ganado por mancomunidades como la de Tafalla o Allo en la que el Gobierno tampoco les abonaba lo que la ley exigía por la atención de dependientes.