Representantes de más de una veintena de entidades locales con policías y agentes acuerdan pedir al Parlamento de Navarra que la reforma de la ley de policías que tramita no afecte a las entidades locales

Más de 20 alcaldes y representantes de municipios que cuentan con cuerpos de Policía Local y agentes municipales acordaron, el pasado 7 de enero, pedir al Parlamento de Navarra que la Proposición de Ley Foral por la que se modifica la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo, de las Policías de Navarra, actualmente en tramitación, no afecte a las entidades locales.

El acuerdo se adoptó por unanimidad en la reunión celebrada en la sede de la FNMC, por iniciativa de ésta, para explicar los efectos del texto en tramitación en los municipios. La Federación propondrá ahora a los grupos parlamentarios las enmiendas oportunas al mismo.

Junto con los efectos negativos que podría causar a los municipios la proposición de ley en su actual redacción, los alcaldes destacaron que ésta no se ha tratado con las corporaciones locales y que no cuenta con un estudio sobre el coste económico que su aplicación supondría para las mismas.

Entre los contenidos que inciden especialmente en las entidades locales cabe reseñar la obligación de que los municipios con cuerpos de policía cuenten con un policía por cada 500 habitantes, la generalización de la no exigencia de tener una titulación necesaria para acceder al puesto de policía, la supresión de la figura de los auxiliares de policía que permitía cubrir las vacantes temporales, la regulación de la segunda actividad a la que pasarían los policías a una determinada edad percibiendo la misma retribución que tenían en su puesto de policía, etc.

Además, se añaden nuevos complementos salariales, así como otras retribuciones que encarecen el coste del personal de policía para los ayuntamientos (complemento de jefatura, de nivel, de prolongación de jornada y de trabajo a turnos, o una compensación horaria de 126 horas por superación de pruebas físicas).

Para los actuales agentes (personal que cumple funciones de policía y otras en municipios que no cuentan con cuerpos de policía) se establece el requisito de que solo ejerzan funciones de policía. Estos deberán superar un curso de formación en la Escuela de Policía de Navarra en el plazo de dos años y en caso contrario no podrán ejercer dichas funciones).