Representantes del grupo de la FNMC que ha trabajado en el proyecto de ley foral de policía piden la tramitación parlamentaria del texto

ley policías111Los alcaldes con policías locales o agentes municipales creen que el proyecto de ley foral de policía de Navarra, ahora en tramitación parlamentaria, atiende las necesidades de los ayuntamientos y han pedido a los grupos parlamentarios que tramiten el texto, con las enmiendas que consideren oportunas. Así lo han manifestado en una rueda de prensa celebrada hoy, en la sedea la FNMC, a la que han asistido los alcaldes de Tafalla, Villava, Sangüesa, Ansoáin, Estella, Burlada, Zizur Mayor, Huarte, Berriozar, Egües y Barañáin.

Los alcaldes han destacado que a lo largo de los últimos meses han celebrado más de veinte reuniones, internas y con el Departamento de Interior, para adaptar el borrador a las demandas de las entidades locales y que han encontrado una franca receptividad por parte de dicho Departamento, que se ha traducido en un texto de consenso que recibió el informe favorable de la FNMC en la Comisión Foral de Régimen Local.

Dicho informe no entró a valorar la parte del texto relativo a la Policía Foral, por cuanto no compete a las entidades locales.

Los alcaldes han pedido a los grupos del Parlamento de Navarra que tramiten el proyecto de ley, con las enmiendas que consideren oportunas, de forma que los ayuntamientos dispongan de un marco normativo de policías eficaz y adaptado a las necesidades de sus vecinos.

El texto íntegro suscrito por los alcaldes es el siguiente:

LAS ENTIDADES LOCALES Y EL PROYECTO DE LEY FORAL

DE POLICÍAS DE NAVARRA

 

El Parlamento de Navarra está tramitando en estos momentos el Proyecto de Ley Foral de Policía de Navarra que le remitió el Departamento de Interior tras largos meses de trabajo y negociación entre éste y el resto de las partes afectadas, especialmente los trabajadores de las policías foral y locales y los ayuntamientos con este tipo de personal.

Se trata de una ley de gran importancia para las entidades locales, porque regula  una  competencia y unos servicios fundamentales para nuestras colectividades. Por eso, la FNMC ha venido trabajando sobre la misma a lo largo de todo el proceso de elaboración de la misma. Por una parte, los textos que el Departamento nos ha ido presentando han sido objeto de debate en la Comisión de Coordinación de Policías Locales de la que forman parte los representantes de diez municipios con Cuerpo de Policía. Pero además, y habida cuenta de que la norma afecta también a otros municipios que aunque no disponen de policía cuentan con la figura de los llamados agentes municipales, consideramos en su momento necesario para conformar la postura de las entidades locales crear un grupo de trabajo específico con los municipios que quisieran participar y que tuvieran bien policías locales o bien agentes municipales.

En este contexto, hemos celebrado un buen número de reuniones internas y hemos participado en otras con el Departamento de Interior, hasta alcanzar un consenso que nos ha llevado a dar nuestro informe favorable al texto gubernamental. Un informe que no entra a valorar las partes de la Ley que regulan aspectos relativos a la Policía Foral de Navarra, por no ser algo que nos compete.

Han sido meses de muchas reuniones y de muchas horas de trabajo. Y a lo largo de ese tiempo, hemos ido acercando nuestras posturas y las del Departamento de Interior y encontrando soluciones hasta lograr una regulación de los servicios policiales locales adecuado a las necesidades de nuestros pueblos y razonables. En este sentido, es de justicia reconocer la receptividad del Departamento hacia nuestros planteamientos y su actitud constructiva. Hemos trabajado con su personal político y técnico a lo largo de un buen número de sesiones de trabajo y estamos convencidos de que el resultado es bueno para nuestros vecinos y nuestras vecinas, que van a disponer de policías locales y agentes municipales adecuados a nuestra necesidades y posibilidades, capaces de ejercer con eficacia las importantes funciones que tienen encomendadas.

Y también ha de ponerse en valor el trabajo de los alcaldes y concejales que han venido participando en el grupo creado por la Federación, del que han salido nuestras propuestas.

Parece ahora que el proyecto sobre el que hemos trabajado podría no llegar a aprobarse en el Parlamento de Navarra y, sin entrar a juzgar las razones que han llevado a cada grupo parlamentario a adoptar una u otra postura sobre el mismo, sí queremos reiterar que, en lo que toca a la Policía Local, el texto satisface a los ayuntamientos navarros.  Un texto que es el resultado del trabajo abierto y constructivo con el Departamento de Interior.

En relación con todo ello, queremos hacer las siguientes consideraciones:

1. La elaboración del borrador de proyecto de Ley de Policías de Navarra ha sido un muy buen ejemplo de proceso participativo donde se ha tenido en cuenta, consultado, debatido y atendido a todos los sectores implicados en la materia, habiéndose desarrollado durante un tiempo suficientemente extenso e intenso para poder estar satisfechos de la metodología aplicada, con independencia de la valoración que cada cual pueda tener del resultado final presentado.

2. Como responsables de diversas Policías Locales y Agentes Municipales, entendemos que debe aprobarse una regulación que permita prestar de forma eficaz el servicio público de seguridad en base a nuestras propias herramientas, es decir, en base a las de las distintas entidades locales en total coordinación con la Policía Foral como Policía integral de toda la ciudadanía navarra.

3. No podemos compartir que legítimos intereses sindicales y laborales puedan evitar que el Legislativo Navarro no tramite y apruebe finalmente, con las modificaciones que estime, una Ley que regula una materia que afecta no solo al colectivo de trabajadoras y trabajadores de la seguridad pública, sino a toda la ciudadanía navarra.

4. Hacer dejación de esta obligación política del legislativo, confundiendo legislación con negociación colectiva, puede dejarnos a las instituciones de toda la ciudadanía en una situación de enorme dificultad práctica para gestionar la seguridad de nuestros pueblos.

5. Por todo ello, solicitamos a los grupos parlamentarios que procedan a admitir a trámite el proyecto de Ley Foral de Policías de Navarra, y en su tramitación, enmienden y modifiquen lo que proceda, aprobando finalmente una legislación que garantice que las policías navarras sean las exclusivas de la prestación de servicio público de seguridad en toda Navarra.