Una declaración responsable sustituye a las licencias de apertura y actividad en determinados casos

El Gobierno de Navarra ha publicado una orden foral que simplifica los trámites medioambientales para la apertura de determinadas actividades económicas con el objeto de recortar los plazos y facilitar su puesta en marcha. Entre otras medidas, la norma sustituye en algunos casos las licencias de apertura y actividad por una declaración responsable del promotor.

Se trata de actividades clasificadas con escasa incidencia ambiental y que han sido incluidas en el Anexo II de la citada Orden Foral, entre las que se incluyen, por ejemplo, almacenes de objetos y materiales, cuando su superficie construida sea igual o inferior a 1.000 m², algunos establecimientos de servicios situados en edificios, y una amplia tipología de talleres. Para ellas, la declaración responsable del promotor sustituye tanto a la licencia municipal de actividad clasificada, como a la de apertura, de forma que el promotor puede iniciar la actividad en cuanto la presente.

El principal objetivo de la nueva Orden Foral es simplificar y rebajar la intensidad de la intervención administrativa en la puesta en marcha de determinadas actividades de carácter económico que tienen escasa incidencia en el medio ambiente, en aras de facilitar la implantación de actividades económicas, la promoción de iniciativas de nuevos negocios y la creación de empresas.

La norma entra en vigor en el plazo de tres meses, plazo solicitado por la FNMC al Gobierno para poder desarrollar durante el mismo distintas acciones formativas y de difusión. El contenido de la misma contó en su momento con el informe favorable de las Federación.

Declaraciones responsables en lugar de licencias y autorizaciones

En todas las actividades clasificadas se sustituye la licencia de apertura municipal por la presentación de una declaración responsable del promotor, lo que a su vez conlleva que también se suprima el requisito de la presentación de la licencia de apertura para obtener las autorizaciones de enganche de energía eléctrica o suministro de agua para la actividad.

Asimismo, en el caso de las actividades clasificadas que están incluidas en el Anexo II de la Orden Foral, se sustituye por la presentación de la declaración responsable además de la licencia de apertura, la licencia de actividad.

En cuanto a las actividades clasificadas que no pertenecen al citado Anexo II, se sustituye la licencia de apertura municipal por una declaración responsable, si bien se mantiene la necesidad de disponer de licencia municipal de actividad clasificada.

También se introducen medidas para reducir o acotar plazos en algunos trámites. Así, en las actividades clasificadas que deben contar con informe de Protección Civil y/o de Salud, el plazo para que lo emitan se reduce en 15 días (de 45 a 30).

Además, se establece un plazo máximo de 2 meses para que los Ayuntamientos remitan la información a la Dirección General de Medio Ambiente y Agua para que esta pueda emitir el correspondiente informe previo, necesario, a su vez, para la tramitación de la licencia municipal de actividad clasificada. Anteriormente no existía ese plazo.

Para el seguimiento de las medidas de agilización administrativa y simplificación procedimental establecidas se constituirá una comisión de seguimiento compuesta por representantes de los Departamentos competentes en materia de Salud, Protección Civil y Medio Ambiente y por un representante de la Federación Navarra de Municipios y Concejos. Los Colegios Profesionales interesados podrán formar parte de la citada Comisión de seguimiento a cuyo efecto designarán un representante.